Mostrando entradas con la etiqueta MANCHEGO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MANCHEGO. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de mayo de 2018

REGIONALISMO MANCHEGO

 REGIONALISMO MANCHEGO

La Mancha siempre ha formado parte de la Corona de Castilla desde su reconquista. Dados sus rasgos característicos distintivos por haberse incorporado con un gran desfase temporal al reino de Toledo, La Mancha siempre se ha reconocido como una provincia, un conjunto de comarcas distinguibles de los territorios que la circundan. Aún a día de hoy, entre los habitantes de La Mancha, es muy alto el grado de identificación con este topónimo y su gentilicio, mucho más que respecto al concepto de "castellano". Al llegar el estado de las autonomías, se creó Castilla-La Mancha que, junto con Castilla y León, fueron dos aglomerados de territorios heterogéneos en los que no se tuvo nada en cuenta el sentir de sus pueblos. Castilla quedó, por tanto, dividida en dos y mezclada con otros dos territorios. Por su parte, Castilla-La Mancha está formada por desgajamientos de comarcas de las regiones adyacentes unidos a La Mancha formando un territorio vasto e ingobernable cuyos habitantes no la reconocen como propia en prácticamente ninguno de sus municipios. Es por eso por lo que consideramos que, pese a pertenecer inequívocamente a los Pueblos de Castilla, a la Nación Castellana, La Mancha debe reconocerse administrativamente como territorio diferenciado. No sería ni más ni menos que mantener el estado actual de autonomía pero redefiniendo sus límites.
Los intentos de dotar de símbolos identificativos a La Mancha o su región datan de hace más de 100 años, y fue el regionalismo manchego originalmente una corriente monárquica. En 1906, en paralelo a otros movimientos regionalistas que han perdurado, se diseñó una "bandera de La Mancha" cuartelada en cruz con los colores negro, rojo, azul y blanco, que representaban los esmaltes principales de las capitales de las cuatro provincias manchegas: negro por el águila toledana, rojo por Cuenca, azul por Ciudad Real y blanco por Albacete. En cada cuartel, además, se incluía el escudo de dicha capital. Esta bandera se enseñó en un mítin regionalista en Daimiel (Ciudad Real) por primera y prácticamente única vez y no han quedado pruebas gráficas de esa bandera, solamente reconstrucciones en base a esta descripción.
Posteriormente, en 1919, alumnas y profesoras de la Escuela Normal de Albacete diseñaron una segunda versión de la bandera donde, si bien se mantuvo la base cuartelada, se eliminaron los escudos de las ciudades pero pusieron en el centro el escudo de Alfonso XIII como símbolo de unas provincias manchegas unidas dentro de España. Esta bandera fue divulgada por algunas localidades manchegas y también por Madrid, donde fue entregada al entonces existente Centro Regional Manchego. Esta bandera en algún momento se perdió, probablemente durante la dictadura de Primo de Rivera y el cierre de todos los centros regionales, quedado solamente algunas fotografías en Albacete y Ciudad Real de aquella bandera.
Afortunadamente, al contar con descripciones y, ahora sí, pruebas gráficas, la bandera no fue olvidada del todo, a pesar de que fue completamente ignorada en el nacimiento del estado autonómico, bien por desconocimiento, bien deliberadamente. Algunos movimientos mancheguistas decidieron adoptar una corriente más nacionalista incluyendo una estrella amarilla donde antes estaba el escudo. Recientemente se propusieron a título individual otras versiones con los símbolos de las órdenes militares que ayudaron a repoblar La Mancha. En la actualidad, existe una versión de la bandera en la que, debido a un error de interpretación de una fotografía de 1919 en la que la bandera no estaba del todo extendida, los cuarteles son asimétricos.

BEACH FLAG ALU WIND

De fabricación holandesa, incorporamos la serie ALU WIND de soportes para banderas tipo vela para toda clase de eventos en siete medidas di...